Blog

Gestión de Redes Sociales

Cuando lleguen los retos, que me encuentren trabajando

Cuando lleguen los retos, que me encuentren trabajando. está inspirado en la famoso frase de Picasso que originalmente es “Cuando llegue la inspiración, que me encuentre trabajando.”

Y es que este nuevo concepto de la frase del gran pintor nos ha golpeado hoy, a mi y a Ion Iacob al examinar algunos seres humanos que tenían éxito, grandes riquezas y cayeron en la gran trampa de la comodidad. Y entonces los retos llegaron a sus vidas y estos se encontraban relajados, no emprendiendo.

¿Por que sucede esto?

Bueno, es muy simple. La vida es agridulce, ser feliz plenamente no existe por la sencilla razón de que el ser humano está lleno de infinitas emociones y sobre todo de días que pueden desempeñar papeles buenos o malos.

Pero cuando pensamos en alguien que tiene éxito, creemos que su vida se ha resuelto. Sin embargo, no es así. O sino piensa en aquellos famosos que parecían tenerlo todo y deciden quitarse la vida.

Cuando lleguen los retos, que me encuentren trabajando, no es más que una frase que intenta decirnos que si tu negocio tiene un nuevo competidor, bajas en ventas, un inconveniente informático o cualquier otra baja que afectará el ritmo de pasivos que entran en tu bolsillo…es mejor que estés emprendiendo motivado e ilusionado, que sentado en tu sofá de cuero blanco viendo la tv de 5.000€

No digo que sea malo darte tu momento de descanso. Pero la mayoría de las personas caen en esta trampa cuando por ejemplo llegan a la cima demasiado rápido o ganan la lotería.

Para evitar esta situación debemos seguir el balance que Harv T Eker nos recomienda. Y es el siguiente:

Recuerda: Cuando lleguen los retos, que me encuentren trabajando. Tras esta pequeña reflexión con alguno de los consejos de grandes millonarios espero tu comentario y saber si alguna vez un reto te cogió “relajado”.
Co-Fundadora - JMQCuando lleguen los retos, que me encuentren trabajando
Share this post

Join the conversation